Centro de Estudios Políticos entregó recomendaciones al CNE

El director del CEP, Benigno Alarcón, ofreció al rector del órgano electoral Luis Emilio Rondón las conclusiones del Seminario Internacional de Integridad Electoral y Condiciones de Campaña

Centro de Estudios Políticos entregó recomendaciones al CNE

Tras la entrega de un documento de conclusiones y recomendaciones enviado a todos los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), fruto de las conclusiones que arrojó el Seminario Internacional de Integridad Electoral y Condiciones de Campaña, representantes del Centro de Estudios Políticos de la UCAB y el CNE se reunieron, por invitación del rector Luis Emilio Rondón, en la sede del Poder Electoral.

En el encuentro, los representantes de ambas instituciones coincidieron en reafirmar la necesidad de ampliar y fortalecer los mecanismos de observación internacional sumando entidades con experiencia y técnicos sin impedimentos para realizar su trabajo previo, durante y posterior al acto electoral, incluyendo auditorías. De igual forma, se pronunciaron sobre la necesidad de garantizar el secreto del voto como derecho consagrado en la Constitución.

El rector Luis Emilio Rondón recibió a una delegación del Centro de Estudios Políticos encabezada por su director, Benigno Alarcón, y a los coordinadores del Proyecto de Integridad Electoral Venezuela Héctor Briceño y Pedro González Caro.

El documento, que expone los diagnósticos y propuestas sobre el sistema electoral venezolano, fue entregado a los rectores del CNE, por representantes del Proyecto Integridad Electoral Venezuela, que coordina el Centro de Estudios Políticos de la UCAB.

“También coincidimos y creemos en concientizar al ciudadano, empoderarlo en todo el proceso electoral, en materia de observación nacional y acreditación como testigo con el propósito de construir confianza de la sociedad en el sistema electoral”, explicó Rondón.

Para Alarcón, “la relevancia de esta contacto institucional está en la búsqueda conjunta de condiciones electorales que sean aceptadas y compartidas por todos los actores del acontecer político y social, sin importar sus diferencias ideológicas, a fin de que el sistema electoral y la democracia sean la vía principal de solución de conflictos políticos”.

El documento es fruto de las conclusiones de expertos en materia electoral nacionales e invitados de 12 países de la región que se dieron cita en Caracas para asistir al Seminario Internacional Integridad Electoral y Condiciones de Campaña. En dicho evento Venezuela fue incorporada al Acuerdo de Lima como miembro pleno y se amplía sus facultades para la observación electoral.

El conjunto de propuesta y recomendaciones sintetiza también el trabajo que desde 2013 mantiene el Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello en el marco de su Proyecto Integridad Electoral Venezuela. Incluye conclusiones y recomendaciones en relación con el sistema electoral venezolano; representación proporcional y voto personalizado; en materia de Registro Electoral, de condiciones de las campañas, garantías al derecho al sufragio durante las fases de votación y escrutinio del proceso electoral; de observación electoral y acompañamiento electoral internacional; relativas al régimen de referendos; en materia de resolución de conflictos electorales y revisión de la actuación administrativa electoral; en materia de elección de nuevos rectores del CNE y materia participación política de la mujer.

“Consideramos de altísima importancia la elaboración de un manual procedimental para la observación internacional y nacional, que tenga como objetivo la actualización o refrescamiento de las distintas variables que permiten la lectura sobre las condiciones democráticas de una elección o referendo”, expone Benigno Alarcón en la carta entregada.

La consignación de este documento al CNE da continuidad a las comunicaciones remitidas a ese organismo en anteriores oportunidades, a fin de exponer propuestas concretas que fundamentan la idea de integridad electoral como paradigma de las condiciones básicas para el efectivo ejercicio de los derechos al sufragio y a la participación ciudadana, en el entendido de que ello es indispensable para avanzar en la institucionalidad democrática en Venezuela.