¿Cómo empezar a ser organizado en 2017?

Ser organizado, aunque parezca fácil, puede convertirse en todo un reto. Si buscas poner en orden algún aspecto de tu vida, puedes seguir estos consejos para lograrlo

¿Cómo empezar a ser organizado en 2017?

Un nuevo año comienza y vienen nuevas metas. Si quieres ser organizado y productivo, debes encontrar un método que encaje perfectamente contigo. Acá presentamos cuatro claves para descubrir los métodos perfectos para ti.

RECONOCE LAS DIFICULTADES

Antes de empezar a organizarte, debes plantearte algunas preguntas. ¿Por qué buscas ser más organizado? ¿Has intentado algún método de organización antes? ¿Por qué no ha funcionado? ¿Cuál es tu objetivo para 2017? De esta forma podrás determinar cuál es el problema y cómo resolverlo.

¿QUÉ QUIERO ORGANIZAR?

Identificar qué aspectos de tu vida te gustaría organizar es ideal para escoger un método de organización. ¿Hay algún aspecto en específico que necesites poner en orden? ¿O es tu vida en general la que quieres organizar? Al hacerte esas preguntas, se hará más fácil elegir un método.

¿QUÉ MÉTODO UTILIZO?

Para empezar a organizarte desde cero, tienes para elegir entre muchísimas opciones. Si te gusta escribir a mano y sientes que así recuerdas mejor las cosas, puedes utilizar una agenda tradicional o un bullet journal si quieres hacer una agenda personalizada.

Por otra parte, si estás más ligado a la tecnología y quieres usar aplicaciones que puedas ver desde distintos dispositivos, hay muchas opciones virtuales. Trello, por ejemplo, permite organizar desde tu trabajo hasta el menú semanal de tu casa. Asimismo, si sólo quieres organizar tus estudios, puedes utilizar My Study Life; esta aplicación te permite añadir en un calendario todas las clases y evaluaciones que tendrás en tu semestre.

¿CÓMO SER ORGANIZADO?

Hasta ahora todo suena perfecto. Sin embargo, suele suceder que, luego de establecer todos los recordatorios, simplemente ignoras todo el trabajo que hiciste. Para que el método que hayas escogido funcione, debes esforzarte por revisar constantemente tus tareas. Si elegiste utilizar un método virtual, puedes establecer su versión web como página de inicio en tu navegador. Si, por el contrario, elegiste un método tradicional, debes crear el hábito de revisar tu agenda todos los días.

Ser organizado es cuestión de constancia y voluntad. Por supuesto, en un principio no es sencillo, pero sí se puede lograr.

Patricia Graziani