A partir del semestre que arranca en octubre de 2021, los estudiantes de nuevo ingreso que opten por el horario nocturno podrán cursar la carrera en las instalaciones del Instituto de Teología para Religiosos (ITER), en Altamira

Con el fin de adaptarse al contexto país y ampliar las oportunidades de aquellos interesados en desarrollarse en el ámbito jurídico, la Facultad de Derecho de la Universidad Católica Andrés Bello pondrá en funcionamiento, para el semestre octubre 2021 – febrero 2022, una segunda sede de su escuela en Caracas, la cual será habilitada solo para los alumnos de nuevo ingreso que cursen la carrera en el horario nocturno.

El espacio, que se suma al campus Montalbán, estará disponible en el Instituto de Teología para Religiosos (ITER) -donde funciona la Facultad de Teología de la UCAB-  ubicado en la 3era avenida con 6ta transversal de la urbanización Altamira, al noreste de la capital.

Según informó el decano de la Facultad, Jesús María Casal, la ampliación tiene como objetivo “recuperar la demanda del tradicional turno nocturno” que, desde hace dos décadas, ha ofrecido la Escuela de Derecho en su sede de Montalbán, pero que actualmente solo está disponible para los últimos dos semestres de la carrera.

 

«En los últimos años se ha venido reduciendo el número de secciones nocturnas.  Eso nos hizo pensar que algunos de los factores que estaban incidiendo en esa disminución están relacionados con las complicaciones de transporte, movilidad o combustible que tienen los estudiantes cuando salen de Montalbán a las 9 o 9:30 de la noche, cuando terminan sus clases. Por eso consideramos que, ubicando los nocturnos en la sede de Altamira, podíamos recuperar el público tradicional que cursaba la carrera en este horario».

Casal precisó que, con la nueva sede, la Facultad espera atraer a profesionales de otras ramas que trabajen durante el día y deseen estudiar Derecho como segunda carrera. Dijo que la oferta académica también fue pensada «para los jóvenes bachilleres recién egresados que piensan trabajar o necesitan trabajar para poder estudiar y que, por razones de ubicación, consideran preferible hacerlo en Altamira». 

El profesor indicó que, además de la titulación de pregrado, la Facultad  mantendrá los programas de Maestría y Doctorado en Derecho que ya se imparten en Altamira desde hace varios años. Detalló que este proyecto es una muestra del permanente trabajo de adaptación de la universidad para “convertir las dificultades en oportunidades” y enriquecer la formación de los futuros juristas de Venezuela.

“Para la UCAB, este proyecto significa que la universidad avanza. Siempre nuestra filosofía ha sido convertir las dificultades en oportunidades y ampliar espacios en cumplimiento de nuestra misión docente y nuestra vocación frente al país”.

El decano finalizó insistiendo en la pertinencia de estudiar Derecho en la UCAB, en este momento país.

 “Hay que apostar a una recuperación económica e institucional del país y la Universidad Católica Andrés Bello mantiene ese espíritu. El enfoque que le estamos dando al Derecho hace muy atractiva la carrera, porque incluye opciones de  internacionalización, de doble titulación con universidades del extranjero y brinda la oportunidad de estudiar temas que ayudan a promover inversiones y a garantizar seguridad jurídica para el desarrollo económico; es decir, les damos distintas opciones de salida, de desarrollo profesional a los estudiantes”. 

El horario de clases de la carrera de Derecho en la sede de Altamira de la UCAB se iniciará a las 4:00 p.m. y la modalidad de estudios del primer período (presencialidad física o remota) dependerá de lo dispuesto por las autoridades nacionales, en función del avance de la pandemia por Covid-19.

Los interesados en obtener más información o preinscribirse en la carrera de Derecho, pueden hacer clic en el siguiente enlace: http://w2.ucab.edu.ve/derechocaracas.html

♦Texto: Albany Díaz /Fotos: Manuel Sardá (locaciones ITER) y Luis Pompilio Sánchez (retrato)