Proyecto de robótica educativa de la UCAB recibió donación que garantiza su actividad por dos años

La empresa PK Cell Venezuela entregó 300 pilas ultra alcalinas de alta durabilidad y 100 cargadores, insumos que permitirán mantener el programa que se inició en 2018 y cubre una docena de escuelas al año

Proyecto de robótica educativa de la UCAB recibió donación que garantiza su actividad por dos años

Las decenas de escolares que participan, cada año, en las sesiones de Iniciación a la Robótica que dictan, en 12 planteles, los profesores del Centro de Innovación Educativa de la UCAB  tienen garantizado, por los próximos dos años, que sus proyectos no se paralizarán por falta de energía.

Este 1 de noviembre, el director general de Extensión Social, Manuel Carvallo; la directora de Promoción, Mercedes Morales y el director de Centro de Innovación Educativa, Eduardo Cantera, recibieron una donación de pilas y cargadores, valorada en el equivalente a 1.320 dólares, de parte de Manuel Medina, gerente de PK Cell Venezuela.

Medina explicó que él, profesionalmente, se formó fuera del país y no había tenido contacto con la UCAB, pero apenas fue informado por Mercedes Morales de la necesidad, propósito y alcance del proyecto de Robótica Educativa, se entusiasmó y se animó a colaborar.

“En los momentos que estamos viviendo, cualquier apoyo a lo educativo es super importante para poder construir una sociedad. No podemos darles la espalda, tanto las empresas como las personas, a la labor que se hace en la UCAB de enseñar a los chamos la robótica, que es el futuro. La robótica se usa para todo y en Venezuela no podemos olvidar esa rama. Nos pareció un aporte interesante con un producto interesante”, dijo Medina.

Eduardo Cantera afirmó que “con esta donación, de verdad, estaremos tranquilos por los próximos dos años” en cuanto a los requerimientos de pilas.

El proyecto de Robótica Educativa se inició en 2018 y forma parte de la Línea de Aprendizaje de Calidad de la Dirección de Innovación Educativa.

La donación consta de 300 pilas ultra alcalinas de alta durabilidad y 100 cargadores, lo que permitirá tener activas 150 pilas, mientras que otras tantas se recuperan para la siguiente ronda. Cada pila soporta 1.200 ciclos de carga y descarga.

Como donante, PK Cell de Venezuela recibe de la UCAB una constancia de su inversión solidaria, explicó Morales.

 

El profesor Javier Herrera, miembro del equipo de Innovación Educativa, comentó que en Iniciación a la Robótica se trata de “aproximar a los muchachos en el pensamiento computacional con un trabajo en equipo”. Allí reciben tres sesiones de cuatro horas. Una sesión es de conocimientos generales, la segunda sobre conocimiento del robot y la tercera de programación.

 “Se les explica qué es la programación, qué es un algoritmo, diseñan el seguimiento de instrucciones para el robot y todo lo que implica usar los recursos de la robóticaDesde la primera sesión ellos comienzan a conocer el kit de robótica para armar el modelo y luego saben que a través de la consola lo pueden programar. En la segunda sesión construyen el modelo y comienzan a programarlo. Lo que se quiere es que los niños logren programar un reto o tarea final con el robot que les permita usar dos o tres de los sensores que se les hemos mostrado durante la sesión”, dijo Herrera.

Precisó que, actualmente, el proyecto de Iniciación a la Robótica está llevándose a planteles de Antímano, Montalbán y Los Teques.

El equipo de Robótica de la UCAB, que lo integran además Merlin González, María Teresa González, Elizabeth Cámara y Katerin Arocha, entrena a los docentes de las escuelas y liceos que visitan para que sean multiplicadores del conocimiento.

 

Para la entrega de esta donación se organizó en la sede de Extensión Social una muestra itinerante que contó con la participación de uno de los multiplicadores, el profesor José Somacal, del liceo San José de Los Teques, afiliado a la AVEC, así como un grupo de estudiante de sexto grado.

Mercedes Morales destacó que el suministro de estas 300 pilas y cargadores significa que el proyecto de Robótica Educativa, que estaba amenazado de paralizarse, podrá desarrollarse en toda su potencialidad.

“Después de llevar este proyecto por 12 escuelas, lo que toma un año, los niños terminan en una gran feria, que se hace aquí en la UCAB, donde demuestran sus competencias y habilidades adquiridas en robótica. Asisten muchas escuelas, porque la convocatoria se hace a través de la red de la AVEC (Asociación Venezolana de Educación Católica). Hemos tenido más de 200 personas al día, así que la divulgación de este proyecto es en cascada”, finalizó Morales.

♦Texto: Elvia Gómez/Fotos: Manuel Sardá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *