Dos grupos de abuelos presentaron piezas creadas por ellos mismos durante un taller de expresión escénica promovido por la Dirección de Extensión Social de la UCAB y la Fundación Medatia. La actividad forma parte de las iniciativas de acompañamiento a este grupo poblacional

La tarde del pasado jueves 9 de junio, la Sala de Teatro Virginia Aponte de la UCAB levantó el telón para el Minifestival de teatro del Adulto Mayor. La actividad, llevada a cabo por la Dirección de Extensión Social de la universidad, forma parte de las iniciativas desarrolladas por la casa de estudios para impulsar el acompañamiento de las comunidades aledañas al campus.

Ante un auditorio lleno, dos ensambles integrados por miembros de “clubes de abuelos” que hacen vida en las comunidades de Carapita y La Vega, en el oeste de Caracas, presentaron igual número de piezas inéditas y mostraron sus habilidades escénicas con base en un tema común: la reconciliación y la esperanza.

Las propuestas fueron ideadas, de manera colectiva, durante un taller de expresión teatral coordinado por la Fundación Medatia, organización de voluntarios conformada por alumnos, profesores y egresados de la UCAB que promueve la creación y gestión de experiencias educativas y comunicacionales comunitarias a través del expresión escénica.

Después de tres meses de trabajo, los participantes presentaron ante el público, conformado mayoritariamente por habitantes del sector Antímano, las obras “Las Rosas del Petróleo”, con un elenco conformado por mujeres integrantes del Club de los Abuelos de La Vega, y “El Manguito Mágico”, original de los miembros de la Casa Nazareth, de Carapita.

El teatro como forma de intervención psicosocial

Durante las 12 semanas de duración del taller, los adultos mayores fueron guiados por facilitadores como Samuel Estévez, estudiante de sexto semestre de Comunicación Social y miembro del grupo de Teatro UCAB.

Estévez declaró que la intención del trabajo fue dejar clara la importancia de la participación social de las personas de tercera edad en sus entornos inmediatos.

“Pensamos que una forma de sacarlos de su zona de confort, una forma de decirles que son útiles y tienen mucho más valor en la vida de lo que ellos creen es con el teatro”.

Personalmente, al ucabista le emocionó ver el crecimiento de sus “alumnos mayores” a lo largo del ciclo de formación artística; especialmente, estando acostumbrado a trabajar con niños y adolescentes.

“Muchos abuelos estaban un poquito tímidos, pero cuando se subieron al escenario algo cambió. Es un proceso muy bonito, especialmente porque en ambas obras confluyen como valor la esperanza y la reconciliación”, compartió.

Kledys Chavarri, psicólogo clínico y coordinadora de la Dirección de Proyección y Relaciones Comunitarias de la Extensión Social UCAB, apuntó que este trabajo constituye una de las estrategias de intervención no convencional que adelanta la universidad para apoyar a personas de la tercera edad, con el objetivo de crear espacios de esparcimiento y socialización para contribuir con el mejoramiento de la calidad de vida de los adultos mayores.

 

“Quisimos trabajar el tema de dejar atrás el encierro y el desgano en cuanto a participación social con el teatro. Esto funciona como una intervención psicosocial no convencional: no es evidente a simple vista, pero detrás de esto hay todo un proceso individual, porque están trabajando autoestima, confianza, y herramientas útiles para su desarrollo cotidiano”.

 

Chavarri destacó que distintas unidades de la Extensión Social UCAB continuarán trabajando para ofrecer acompañamiento a esta población, una de las más vulnerables debido a la crisis por la pandemia de Covid-19 y la situación socioeconómica. Las iniciativas  incluyen visitas semanales a los clubes de abuelos de los sectores aledaños a la universidad, con el propósito de fomentar actividades de autocuidado y desarrollo cognitivo.

♦Texto: Daniel De Alba Suárez / Fotos: Manuel Sardá