Una puerta a la imaginación

El artista plástico Gerald Espinoza hizo de la Sala Infantil “La Pulga y el Piojo” un lugar para cosechar la imaginación de los pequeños 

Una puerta a la imaginación
Inspirado en el pintor Paul Gauguin, el artista plástico Gerald Espinoza decoró con sus diseños la Sala Infantil “La Pulga y el Piojo” del Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza de la universidad, la cual está abierta a niños escolarizados y no escolarizados de la comunidad. Ahora, cuando los pequeños entran a esta sala se transportan a “un espacio para imaginar, recibir historias e inventarlas”, dice el artista. En las paredes de la sala está pintado un bosque, lugar donde se dan las clásicas historias de los cuentos. “El bosque simboliza un lugar misterioso y lleno de secretos. Además de que en los cuentos hay cosas maravillosas, pero también tenebrosas y oscuras como vampiros, lobos y brujas”, explica Espinoza, por este motivo los árboles de su pieza son negros. Gerald no solo quiso crear un ambiente bonito, sino uno que cobrara vida. “Los árboles oscuros se proyectan hacia delante y los personajes van hacia atrás, pero cuando miras un personaje las otras cosas se ven al fondo”. UN POCO DE GERALD Desde que tenía 5 años Gerald Espinoza ha sido un artista. No era el niño más popular de todos pero cuando dibujaba se convertía en una estrella. Algo tímido, pero con una fascinación por el arte y el cómic. La pasión por escribir la descubrió a los 10 años, "luego que terminaba un libro, una película o un comic me emocionaba tanto, y no es que quería hacer lo que estaba en la película, sino que quería dibujar o crear una historia tan emocionante como esa", cuenta Gerald. Nació en Caracas, estudió en la Escuela Cristóbal Rojas y realizó sus estudios profesionales en el Instituto de Estudios Superior de Arte Armando Reverón donde se graduó como licenciado en Artes Plásticas, mención pintura.
La escuela de arte me abrió una perspectiva distinta del arte, no solo era aprender a copiar sino a trabajar con las emociones
Se ha dedicado a crear libros para los jóvenes, artes plásticas y a realizar charlas y talleres acerca de este tema. ABCirco y el Perro picado son las entregas literarias que lo llevaron a ser reconocido. Cuando la directora del Centro Cultural, Mabel Calderín, lo contrato, recomendado por el profesor Humberto Valdivieso, para hacer el mural en la sala, Espinoza se encontraba presentando sus libros en la Fundación Cisneros. Esta fue la primera intervención del artista en la universidad. Hoy, Gerald está trabajando en un manual para la gente interesada en ilustrar o hacer libros ilustrados; también se está preparando para hacer guiones y convertirlos en novelas gráficas. ♦ Katherine González Puedes ver la galería aquí Foto por: Reyva Franco, esposa y ayudante del artista