En la XVIII edición de esta competencia, que estimula el emprendimiento y las iniciativas sociales, los estudiantes de Economía, Federico Pérez y David Delgado, obtuvieron el Premio Especial Jóvenes Emprendedores Sociales Mercantil Banco Universal por su proyecto «Espacio Educa», el cual busca brindar apoyo formativo, a través de la tecnología, a adolescentes de comunidades vulnerables de Caracas.

La excelencia de la UCAB excede el ámbito académico. Esta casa de estudios se enorgullece de brindar formación profesional, pero también de incentivar al estudiantado a emprender y desarrollar proyectos que sean transformadores y sustentables.

Así lo confirman Federico Pérez y David Delgado, quienes obtuvieron un galardón en la XVII edición del Concurso Ideas 2020, certamen organizado por la fundación del mismo nombre y que, desde el año 2003, busca «estimular iniciativas para el desarrollo de una cultura de innovación, generación de nuevos negocios y propuestas de interés social sostenibles a largo plazo», según se lee en su página web oficial.

La competencia, que se llevó a cabo entre el 1 de junio y el 26 de noviembre del año pasado, contó con la participación de 396 jóvenes de entre 19 y 28 años, de distintos lugares de Venezuela, y comprendió tres fases: elaboración de un resumen de la idea, descripción de la estrategia para su viabilidad económica y presentación final ante un panel de expertos y directivos de empresas.

Tras cumplir todos los pasos, Pérez y Delgado se alzaron con el Premio Especial Jóvenes Emprendedores Sociales Mercantil Banco Universal, gracias a «Espacio Educa», proyecto que busca brindar formación de calidad, a través de la tecnología, en zonas vulnerables de Caracas, y que elaboraron con la colaboración de un economista de la Universidad Metropolitana. El galardón les permitirá contar con un pequeño financiamiento para poner en marcha la iniciativa.

Educación tecnológica para crecer

Si bien ambos cursan el sexto semestre de Economía, a Fernando y David los une algo más que los vaivenes de la carrera: la intención de ayudar a otros y la determinación que otorga la confianza en un proyecto realizable.

«Nuestro norte es apoyar a jóvenes de zonas vulnerables en el desarrollo de capacidades que los ayuden a alcanzar su potencial académico y productivo», expresó David Delgado.

«Espacio Educa» consiste en el acondicionamiento de laboratorios de computación en distintas comunidades populares de la ciudad capital, en aras de establecer un programa de soporte académico que brinde a los jóvenes todas las herramientas necesarias para aprender un oficio tecnológico.

A través del proyecto, este par de jóvenes de 21 años pretende identificar, desarrollar y potenciar talentos en localidades en las que ejecuten la intervención. Sueñan con apoyar la transición de muchos adolescentes desde su formación básica a su futuro profesional.

Dos emprendedores que representan los valores de la UCAB

Los futuros economistas mostraron su agradecimiento a la UCAB, a la cual atribuyen una influencia importante en su crecimiento personal y profesional, dándoles herramientas para materializar este sueño.

«La UCAB ha sido un lugar para conocer personas con habilidades e intereses parecidos. Ha sido un espacio para compartir y desarrollar ideas. Es el caso de Federico y yo, que nos conocimos como compañeros de clase y hoy compartimos juntos el sueño de Espacio Educa, junto con los demás miembros del equipo», compartió Delgado.

 

 

 

Ambos hicieron hincapié en la utilidad de los conocimientos que obtuvieron en la carrera, a la hora de planificar la estrategia de su emprendimiento y lograr que fuera sostenible.

Además, destacaron su participación en programas como PAZando y agrupaciones como el Modelo de Naciones Unidas (MUN UCAB), los cuales les brindaron «un set de habilidades importantísimo para impactar su entorno de manera positiva».

Los jóvenes emprendedores también dedicaron un mensaje de aliento a los miembros de la comunidad ucabista que tengan en mente ideas similares.

«El consejo que puedo dar a otros ucabistas que aspiran a involucrarse en el mundo de los negocios y el emprendimiento es empezar. Uno nunca estará completamente listo ni las ideas estarán perfectas para ser ejecutadas, el mejor aprendizaje se hace con la practica y por eso es tan importante empezar», destacó Federico Pérez.

 

 

 

Finalizaron señalando que, dada la magnitud de la crisis que azota desde hace años al país, resulta crucial la existencia de concursos, intercambios y becas que nutran al talento joven y les den plataformas para desarrollar y exponer este tipo de propuestas.

«Si les interesa, es cuestión de investigar, esforzarse y seguro tendrán resultados muy positivos», afirmó Pérez.

♦Texto: Diego Salgado/Fotos: Cortesía de David Delgado y Federico Pérez