Llegó la hora de construir futuro

A partir de este 24 de septiembre, más de 10.000 jóvenes se incorporan a las aulas de la UCAB para cursar las 16 carreras de pregrado que se ofrecen en las sedes de Caracas y Guayana. Próxima a cumplir 65 años, esta institución reafirma su compromiso con la formación integral de la juventud y el desarrollo del país

Llegó la hora de construir futuro

“Somos una universidad en resistencia y lucha”. Las palabras son del rector de la UCAB, Francisco Virtuoso, y sirven como mensaje de optimismo a los miles de jóvenes, profesores y empleados que este 24 de septiembre inician las actividades formales del período académico 2018-2019.

A pesar de la grave crisis que atraviesa el país,  esta institución jesuita abre sus puertas nuevamente, para reafirmar el compromiso de seguir siendo un referente de excelencia académica y una institución al servicio de Venezuela.

(Ver también: Ubícate en la UCAB: Feliz inicio de clases. +Mapa)

Y es que desde el 24 de octubre de 1953, la Universidad Católica Andrés Bello es la casa donde se forjan los sueños de cientos de bachilleres que se preparan para conducir las riendas de su destino.

En los pasillos y salones de la UCAB, más de 10.000 jóvenes encuentran múltiples oportunidades para superarse a través de una educación de calidad, diseñada para hacerlos profesionales competentes.

(Ver también: ¿Cómo enfrentar la vida universitaria? Hablan los dirigentes estudiantiles)

Además, cuentan con acompañamiento permanente para enfrentar los retos emocionales y personales que supone la vida universitaria y, no menos importante, pueden involucrarse en un rico universo de actividades culturales, deportivas, de liderazgo, de emprendimiento y voluntariado que los convertirán en seres humanos integrales, comprometidos con la transformación de Venezuela y decididos a brindar una mano amiga a quien más lo necesita.

Ese es precisamente el rasgo que distingue a la UCAB: el sello Magis que inculcó San Ignacio de Loyola y que ponen en práctica los miembros de esta comunidad: “En todo amar y servir”.

(Ver también: Breve guía práctica para nuevos ucabistas)

No en vano, el prestigio de la Universidad Católica Andrés Bello es reconocido nacional e internacionalmente. De acuerdo con el ranking especializado QS University, la UCAB es la primera universidad privada de Venezuela, una de las cuatro mejores del país y una de las 100 más importantes de América Latina. 

La calidad de esta casa de estudios también está avalada por sus más de 60.000 egresados, quienes han ocupado y ocupan importantes posiciones en sus distintas áreas de especialización.

(Ver también: Cinco consejos útiles para el primer semestre…y el resto de la carrera)

Por eso, los jóvenes que en esta universidad comienzan a escribir  una nueva etapa de su vida son ejemplo vivo de esperanza, porque han emprendido el camino de la superación personal a través de la educación y la formación en valores.

Junto a las autoridades, los profesores y los empleados de la UCAB serán partícipes de una misión que acompaña a la institución desde hace 65 años y que el propio rector, Francisco Virtuoso, ha dejado clara: ser faro y guía en medio de la oscuridad y buscar en la adversidad oportunidades para transformar el país.

(Ver también: 11 datos históricos interesantes sobre la UCAB)

Ucabistas: bienvenidos a su casa. Y parafraseando el himno de la UCAB: marchen a su destino, impávidos, como incontenible alud…

El futuro los espera y es hora de trabajar duro para construirlo.

♦Fotos: Aura García (apertura) y archivo

(Ver también: “Tiempos difíciles, tiempos de acción”. Mensaje del vicerrector académico)