¿Qué desafíos enfrentan los jóvenes hoy? Hablan los ucabistas

A propósito del Día de la Juventud, cinco representantes estudiantiles de la UCAB se sinceraron sobre los obstáculos que deben confrontar en medio de la situación venezolana y señalaron algunos aportes que pueden hacer las nuevas generaciones

¿Qué desafíos enfrentan los jóvenes hoy? Hablan los ucabistas

La juventud es pilar fundamental del desarrollo de cualquier sociedad y la educación es la piedra angular en la lucha para lograrlo. Cada 12 de febrero, en Venezuela se destaca el aporte de las nuevas generaciones a través de la celebración del Día de la Juventud.

A propósito de esta fecha, varios representantes estudiantiles ucabistas compartieron sus impresiones sobre los retos que enfrentan como venezolanos, en medio de la difícil situación social y económica.

Los estudiantes coincidieron en que, en un panorama de alta deserción, uno de los mayores retos es culminar la preparación académica que requieren para ser los agentes de cambio que el país anhela.

Reconocieron que el panorama es desalentador, pero aseguraron que hay razones para luchar y generar oportunidades para quienes, como ellos,  dan sus primeros pasos en la vida profesional.

Ricardo Armas: Este estudiante del sexto semestre de Comunicación Social y presidente del Centro de Estudiantes de Comunicación Social (CECOSO) considera que el mayor reto al cual se enfrenta junto a sus pares es «nadar en contra de la corriente», pese a las dificultades económicas, políticas y sociales que aquejan el desarrollo de una vida universitaria.

«La única forma de salir adelante es entendiendo nuestro rol y actualmente es estudiar. Es importante entender que debemos afrontar nuestra educación con la mayor madurez posible, y más estudiando en una universidad tan reconocida como la nuestra. Saber que estás en un espacio tan valioso donde seguimos construyendo futuro, reafirma que estamos en el lugar y tiempo correctos. La UCAB cada día nos brinda oportunidades para nuestro crecimiento académico e integral».

Armas apunta que los jóvenes pueden contribuir con la reconstrucción del país a partir de la lucha contra la desesperanza.

«Los jóvenes podemos hacer mucho en la lucha contra la apatía bajo todos sus esquemas, involucrándonos y poniendo en práctica los valores ciudadanos. La formación como profesionales integrales y honestos es un punto importante; entender nuestra realidad y desafiarnos día a día estando conscientes de cuál papel tenemos que ejercer en este momento, donde cada detalle mínimo hace la diferencia, logrará la reconstrucción del país, pero primero tenemos que empezar por nosotros mismos», señaló.

Josué Sánchez: El presidente del Centro de Estudiantes de Administración (CEA) considera que la juventud es una etapa caracterizada por la reunión de capacidades que ayudan a la persona a labrarse su futuro. Para él, el principal reto de las nuevas generaciones es asumir un rol importante en el desarrollo nacional: la innovación.

«Es importante ser innovador, ya que nos hemos dado cuenta de que con el actual sistema no es suficiente. Este es uno de nuestros roles en la reconstrucción del país, y aunque innovar con la actual situación del país parezca imposible, tengo que decir que no lo es, y no hablo únicamente de innovar en el área de negocios o emprendimiento sino también en la manera de vivir el día a día del venezolano», afirmó.

Isaac González: Como cursante del sexto semestre de Sociología y presidente del Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales, este joven considera que el desafío primordial de la juventud es entender el contexto que determina la realidad que vive como persona y, a partir de allí, tomar decisiones.

«Son muchísimos los retos que debemos afrontar como jóvenes. Sin embargo, yo diría que uno de los grandes desafíos es el ejercer nuestro papel como actores que promueven y enfrentan el cambio en este contexto de globalización, porque de esa manera nosotros podremos ser agentes de decisión en el futuro de las sociedades», opinó.

También apuntó que es deber de las nuevas generaciones defender el derecho a la educación y  trabajar para salirle al paso a las amenazas contra las universidades.

«En un contexto tan delicado como es el de nuestra área educativa, tenemos que afrontar la educación como aquél derecho que tenemos para formarnos y ser los profesionales que en un futuro sostendrán las riendas del camino que vaya a tomar el país, y ese derecho no podemos dejar que nos lo arrebaten. Por lo tanto tenemos que afrontar con disciplina, excelencia y defensa lo que cada uno estudia y la instituciones donde estamos haciendo nuestras carreras», expresó.

César Salgado: El presidente del Centro de Estudiantes de Economía  (Cedec) precisó que una de las dificultades que afrontan los estudiantes universitarios en los tiempos que corren tiene que ver con el poco alcance y provecho que pueden verle a su formación.

«Muchas veces puedes perder el sentido y no comprender por qué estudias lo que estudias. El reto del estudiante venezolano es lidiar con el hecho de que el oficio al cual nos dedicamos muchas veces se ve socavado por ideologías a las que no les importa lo que hacemos».

Por eso cree que es fundamental que los jóvenes, en particular los universitarios, utilicen su formación académica para entender el contexto y promover cambios en el futuro inmediato.

«Hay que estudiar con convicción, da igual la conveniencia y lo económico. Si estudio Derecho me daré cuenta de que las leyes no se aplican de la manera correcta;el que estudia Administración verá que las empresas recurren en mil y unas triquiñuelas para poder subsistir o simplemente se van a la quiebra, el economista verá que el gobierno gasta a lo loco cuando el gasto público se debe controlar, entre otros escenarios. Afrontar la educación pasa por entender por qué estudio y cómo voy a hacer para cambiar la realidad», compartió.

 

Alejandra Bello: La presidenta del Centro de Estudiantes de Ingeniería (CEI) también considera que la formación académica es crucial en este momento.

«Hay muchas maneras de contribuir, nutriéndose de conocimiento y estudiando día tras día para alcanzar la excelencia académica. Pero no solo se trata de asistir a un salón de clases y ya; es leer, aprender sobre política, economía, cultura general, prepararse al máximo para que el día de mañana podamos ser nosotros los que construyamos el país con las bases centradas en el conocimiento, en la integridad humana y en la posibilidad de generar el desarrollo que tanta falta le hace al país», explicó.

También le dio importancia a la innovación como recurso necesario para moldear el futuro de la nación.

«La innovación es lo que ha permitido a países desarrollados generar valor agregado, aprovechar los recursos naturales y transformarlos en bienes y servicios, crear más y más patentes y ser más competitivos para generar recursos», concluyó.

♦Texto: Diego Salgado/Fotos: Verónica Subero y Angélica Becerra