Escuela de Educación invita a estudiantes de bachillerato a realizar pruebas en línea para evaluar su aprendizaje

A través de exámenes virtuales y gratuitos diseñados por expertos de la UCAB, los alumnos de educación media de cualquier parte del país pueden medir los conocimientos reales que obtuvieron durante el año escolar en Habilidad Verbal, Matemáticas, Ciencias Sociales o Ciencias Naturales. Los tests estarán disponibles hasta finales de agosto

Escuela de Educación invita a estudiantes de bachillerato a realizar pruebas en línea para evaluar su aprendizaje

A propósito de la culminación del año escolar 2019-2020 en contexto de contingencia y bajo la modalidad virtual, la Escuela de Educación de la UCAB está animando a los alumnos de 1ro. a 5to. año de bachillerato a «tomar parte en su educación» y comprobar, por sí mismos, qué tanto han aprendido durante este período. Para ello, los está invitando a tomar cualquiera de las pruebas diagnósticas desarrolladas por la universidad como parte del Sistema de Evaluación de Conocimientos en Línea (SECEL).

El SECEL es una herramienta diseñada por expertos de la Escuela de Educación, en el marco del proyecto Reto País, que tiene como objetivo conocer y validar las destrezas académicas obtenidas por los estudiantes de educación media de Venezuela en cuatro ramas del saber: Habilidad Verbal y Comprensión de Textos, Matemáticas, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales.

(Ver también: La UCAB creó prueba en línea que evalúa competencias de los alumnos de bachillerato)

A través del sistema, el estudiante puede tomar la prueba de manera individual, confidencial y completamente en línea, respondiendo una serie de preguntas elaboradas en función de los contenidos que, según el programa establecido por el Ministerio de Educación, deben dictarse a los alumnos en las distintas áreas. Al culminar el test, el sistema ofrece un resultado o calificación que le indica al estudiante cuánto aprendió de esa materia.

Para José Javier Salas, director de la Escuela de Educación de la UCAB, someterse a este examen es una oportunidad “única” para que el alumno identifique sus virtudes o deficiencias. Hace un llamado especial a los bachilleres porque, asegura, los resultados pueden servirles para prepararse de cara al ingreso a la educación superior.

La idea es ofrecer una alternativa de evaluación imparcial alineada con el perfil ideal del  estudiante de bachillerato. Esta evaluación garantiza los temas esenciales y los niveles de complejidad óptimos para que un alumno pueda ser exitoso en sus estudios universitarios y/o en su ingreso al campo laboral. Este resultado es una oportunidad para cada estudiante de responder a la pregunta ¿Qué he aprendido bien? ¿Cómo estoy? ¿Realmente he logrado superar las dificultades asociadas a la pandemia y a la crisis social garantizando aprendizajes de calidad?”, dijo el educador.

 

(Ver también: Regresa el PIVU, curso de preparación universitaria de la UCAB, completamente en línea)

Indicadores de la crisis, insumos para la acción

Además de servir como herramienta para que el adolescente sepa qué tanto aprendió sobre un área del saber (independientemente de la calificación que haya obtenido en su colegio o liceo), el SECEL fue pensado por la Escuela de Educación como un insumo para preparar iniciativas de actualización e intervención pedagógica y mejoramiento de la calidad educativa.

«Con este Sistema de Evaluación se pretende no sólo la recolección de evidencias y su análisis, sino ofrecer información crítica a las instituciones educativas que así lo requieran, la generación de una base de datos confidenciales sobre el rendimiento estudiantil, así como generar elementos científicos suficientes para orientar el diseño, desarrollo, ejecución y evaluación de políticas públicas en los ámbitos educativo, laboral, social y profesional», se lee en la declaración de propósitos y objetivos disponible en la propia página web del sistema.

Las pruebas del SECEL se vienen aplicando desde octubre de 2019 entre estudiantes de instituciones públicas y privadas. Según el sitio web dispuesto por la Escuela de Educación,  entre octubre y noviembre hicieron el examen más de 671 jóvenes, procedentes de Caracas, Miranda y otras 12 entidades del país.

La consolidación de los resultados obtenidos por los aplicantes en esos dos meses reveló fallas “graves” en todas las áreas.

Por ejemplo, en el caso de Matemáticas, el promedio conseguido por los alumnos de primer año fue de 12,78 puntos sobre 20 mientras en quinto año la calificación promedio llegó a 5,89 sobre 20, lo que muestra un deterioro progresivo del aprendizaje de los contenidos numéricos a medida que se avanza en la secundaria.

Las deficiencias se repitieron en Ciencias Naturales y Biología. El promedio alcanzado por los estudiantes de primer año fue de 13,13 mientras en quinto año los alumnos consiguieron en promedio solo 6,75 puntos sobre 20.

El aprendizaje en Habilidad Verbal y Comprensión de Textos así como en Ciencias Sociales es un poco mejor, aunque igual de deficiente. En Habilidad Verbal el promedio obtenido por los estudiantes de primer año que tomaron la prueba fue de 10,28 puntos sobre 20, mientras los de quinto año consiguieron en promedio una calificación de 13,21/20.

En Ciencias Sociales, la calificación promedio pasó de 5,88 sobre 20 entre los alumnos de primer año a 11,20/20 ente los del último año de bachillerato.

Salas explicó que las estadísticas obtenidas en 2019 son producto de “problemas en el sistema” educativo venezolano y de la “pérdida de valores” como el trabajo y el esfuerzo.

“Las razones son estructurales, una política inadecuada, perversa de remuneración al docente que lo espanta del hecho educativo. Un proceso sistemático de debilitamiento del papel de la Educación como ascensor social; en ese sentido los estudiantes no ven en los estudios una posibilidad cierta para resolver sus deficiencias económicas. Una promoción de antivalores cada vez más cotidiana, antivalores que enaltecen la trampa y los caminos fáciles, desprestigiando el mérito académico y el esfuerzo permanente”, agregó el profesor.

Aunque las estimaciones de la Escuela de Educación para el año escolar 2019-2020 prevén resultados más bajos y mayor rezago escolar, Salas insistió en que la revisión es vital para asegurar la correcta formación académica del alumnado.

“La idea nunca será dar un diagnóstico para generar desmotivación; nuestro propósito es abrir los ojos y ofrecer un panorama sobre qué debe ser cambiado y qué debe mejorar. Queremos que retumbe en cada estudiante, de primero a quinto año, el pensamiento de ‘voy a verme en este espejo’ para iniciar de inmediato una cruzada por mejorar mis propios conocimientos y prepararme para el país que quiero reconstruir”, expresó el profesor.

Las pruebas diagnósticas del Sistema de Evaluación de Conocimientos en Línea (SECEL) son gratuitas y estarán disponibles hasta finales de agosto del presente año. Los resultados obtenidos serán consignados de forma directa a cada estudiante  y tendrán carácter confidencial.

Los interesados en realizarlas pueden hacer clic en el siguiente enlace: http://w2.ucab.edu.ve/secel.html

♦Texto: Albany Díaz /Fotos: WTC-Radio y Archivo