Unidad de Psicología de la UCAB estrena micros radiales sobre salud mental

Las "Píldoras de autocuidado" serán difundidas a través del programa Univérsate, transmitido los fines de semana por Unión Radio 90.3 FM, y forman parte de las iniciativas de apoyo a distancia que la dependencia ucabista está ofreciendo en medio de la pandemia

Unidad de Psicología de la UCAB estrena micros radiales sobre salud mental

Como parte de su estrategia para adaptarse a las exigencias del distanciamiento social que ha impuesto en Venezuela, desde mediados de marzo, la pandemia de la COVID-19, los especialistas que forman parte del equipo de la Unidad de Psicología “Padre Luis Azagra” (UPLA) de la Universidad Católica Andrés Bello iniciarán la divulgación de sus Píldoras de autocuidado, espacio informativo dirigido al público en general, en formato de audio, con consejos preventivos para mantener la higiene mental.

La iniciativa es un paso más dentro de los ajustes que han venido haciendo, con la incorporación del WhatsApp para el seguimiento de los casos que atienden desde la Unidad.

El proyecto está a cargo de la psiquiatra Nora Pacheco y del psicólogo David Soffer, quienes ofrecen consulta presencial en la sede de la UPLA, en el Parque Social “Padre Manuel Aguirre S.J.”, a usuarios procedentes de las zonas aledañas al campus de la UCAB en Montalbán, especialmente de Antímano, Caricuao y La Vega.

Nora Pacheco y David Soffer comentaron que se sienten entusiasmados con el plan concebido en medio de la cuarentena, el cual contará con el respaldo de la plataforma del programa Univérsate, que produce la Dirección de Comunicación, Mercadeo y Promoción de la UCAB y se transmite, los sábados y domingos, a través de Unión Radio Noticias 90.3 FM en Caracas y las emisoras afiliadas a este circuito en todo el país.

Según explicaron los profesionales, los micros, de 2 minutos de duración en promedio,  buscan “transmitir estrategias, información o conocimientos sobre los efectos del estrés, la ansiedad y la situación actual. Ofrecer también estrategias de autocuidado físico y emocional. Al principio lo concebimos solo para la tercera edad pero lo vamos a hacer para todo público. Nuestra idea es dar información adaptada a cada grupo poblacional: adultez temprana, media, tercera edad, adolescentes. Que sea información, tips prácticos, para que los usen, no necesariamente para que acudan a la UPLA, aunque si surge una necesidad será atendida”, afirmó Pacheco.

Las Píldoras de autocuidado saldrán al aire, como parte del programa Univérsate, con una frecuencia semanal. La primera emisión será este 15 de agosto. Los representantes de la UPLA también planean difundirlas directamente a la red de personas que atienden, a través de Whatsapp.

Acá puede escucharse un abreboca de lo que ofrecerán estos micros:

 

Apoyando el bienestar, a pesar del confinamiento

La Unidad de Psicología «Padre Luis Azagra» tiene 20 años de servicio y, entre otras áreas, atiende necesidades de psicología clínica y psicología escolar, y realiza intervenciones no convencionales (con arte y deporte) e intervención comunitaria.

Con la llegada de la pandemia y debido a las limitaciones generadas por la cuarentena, los especialistas de la Unidad han tenido que recurrir a varias herramientas tecnológicas, para seguir desarrollando los programas de apoyo y acompañamiento.

Soffer puso como ejemplo las actividades de gimnasia mental, que él coordina con unos 40 adultos mayores y se llevan a cabo desde hace cinco años como parte del área de Proyectos no convencionales y relaciones institucionales. Dijo que las mismas se iniciaron con materiales impresos, primero con papel nuevo, luego reciclado. Después pasaron al video beam cuando faltó el papel y la tinta, hasta que terminaron con llamadas telefónicas, SMS y WhatsApp.

“Hice un sondeo para ver qué herramientas tienen ellos para comunicarse, casi todos tenían WhatsApp y así hemos tenido sesiones todas las semanas y eso lo han recibido muy bien y han evolucionado. Muchos aprendieron a usar el celular en estas sesiones, a mandar y recibir fotos y audios, a tomar videos, a escribir, reunirse en grupos, mandar y recibir imágenes. Por esa vía les mandamos a hacer los ejercicios, luego los revisamos y hacemos una dinámica en el momento. Con la doctora Nora, como invitada al grupo de WhatsApp, hemos hecho sesiones de Mindfulness. Son muy pocos los que no tienen celular y se lo piden prestado a los hijos o nietos. Muy pocos no tienen acceso a Internet, a esos los llamamos por teléfono, les indicamos los ejercicios y la semana siguiente los llamamos para ver cómo les fue”.

Aunque en el modo de atención presencial la capacidad está más restringida por razones de tiempo y espacio, Soffer y Pacheco no descartan que el uso de las tecnologías que comienzan a aplicar les permita ampliar el alcance de su labor. Nora Pacheco precisó que la UPLA brinda sus servicios a unas 400 personas al mes, a través de los distintos programas adaptados a cada grupo, que abarcan usuarios de todas las edades, desde niños hasta ancianos.

“Debido a las circunstancias hemos tenido que diversificar el servicio que prestábamos y adaptarnos a la tecnología, que es una alternativa ante la situación que se nos presenta. Con estas Píldoras de autocuidado que vamos a transmitir de manera masiva vamos a llegar a mucha más gente. Yo ya tenía experiencia de trabajar con estos medios a distancia porque tengo pacientes privados que los venía trabajando así, y en la UPLA nos fuimos adaptando según las exigencias. El trabajo del psiquiatra y del psicólogo es presencial, es un encuentro humano, pero como hay que adaptarse, sobre la marcha fuimos haciendo muchas cosas y hay que seguir e innovar”, dijo la psiquiatra de planta de la UPLA.

Sobre las sesiones de mindfulness, la psiquiatra explicó que “se puede definir como un entrenamiento, técnica o práctica que facilita que la persona transite el momento presente y desactive pensamientos y emociones que lo llevan a la angustia e incertidumbre. Digamos que es más bien una manera de ser, una actitud que se monta con el hacer para que la actividad se haga con plena atención y se desactiven eventos pasados o futuros. Con el grupo que coordina David hemos trabajado de forma presencial dos o tres veces, y ahorita en cuarentena, otras dos veces. Este entrenamiento requiere atención sostenida con todos los sentidos”.

Los expertos coincidieron en que, más allá del tema tecnológico, a los usuarios los beneficia la sensación de pertenecer a un grupo, lo que potencia sus redes de apoyo.

“Los adultos mayores se sienten más activos mentalmente, esta estimulación cognitiva es preventiva ante alguna enfermedad o un deterioro marcado, no es de rehabilitación. Nosotros vemos un cambio en el estado de ánimo, agradecen mucho sentirse escuchados y se les ve más proactivos e integrados”, apuntó Soffer

Para las personas que estén interesadas en solicitar los servicios de la Unidad de Psicología “Padre Luis Azagra” de la UCAB, están a la disposición estas direcciones de correo: [email protected] y [email protected].

♦Texto: Elvia Gómez/Fotos: Freepik.es

(Ver también: Servicios psicológicos de la UCAB se amplían para responder a emergencia de la COVID-19)