Siete recomendaciones para emprender la educación a distancia

Tres expertos en educación online comentaron los desafíos de la nueva modalidad, las herramientas de trabajo y las diferencias con el entorno tradicional. Además, resaltaron las capacidades  de los profesores venezolanos de cara a esta forma de trabajo

Siete recomendaciones para emprender la educación a distancia

Al igual que ha ocurrido con otras áreas, la llegada de la Covid-19 ha modificado los parámetros educativos,  cambiando el entorno tradicional de aprendizaje por uno apegado a la tecnología e impactando las formas de comunicación entre alumnos y docentes.

De cara al nuevo semestre a distancia, recientemente la Escuela de Psicología de la UCAB llevó a cabo el foro web titulado “Clases virtuales en medio de la pandemia”, moderado por su director, el padre Danny Socorro.

La lista de panelistas incluyó a José Gregorio de Llano, especialista en Conocimiento y Aprendizaje del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); María Esperanza Luis, jefa de Aseguramiento de la Calidad en la Dirección de Tecnologías de la Información (DTI) de la UCAB, y  Daniela Cabrera, coordinadora general del Centro de Estudios en Línea (CEL) de la UCAB.

Durante la actividad, los tres profesionales conversaron sobre la nueva realidad mundial del sistema de formación y brindaron recomendaciones para llevar adelante la educación a distancia, en medio de las circunstancias actuales. Estas fueron algunas de las reflexiones:

1) Entender la modalidad

La coordinadora general del Centro de Estudios en Línea UCAB indicó que a la hora de implementar la modalidad online, es necesario realizar la distinción entre virtualidad y presencialidad remota.

“Hay unas cuestiones significativas en cuanto a estos dos términos. Cuando hablamos de virtualidad hablamos de procesos de planificación controlados, de mucho diseño y preparación previa con un tiempo específico, para que los resultados que nosotros buscamos sean alcanzados de la mejor manera posible por nuestros estudiantes. Por su parte, el entorno remoto (presencialidad remota) es una solución temporal a una situación de emergencia o crisis. Esta solución permite ir afilando los procesos”, expresó Cabrera.

2) Establecer la estrategia de trabajo

José Gregorio de Llano explicó que existen varios tipos de educación a distancia y resaltó la importancia de trazar el alcance que se desea, para establecer el tipo de interacción que existirá entre estudiantes y profesores.

Nos cambió el ambiente y es necesario generar un repertorio de comportamiento diferente,  adaptado a este ambiente. Cuando hablamos de educación a distancia podemos hacer referencia desde cursos masivos en línea, pasando por tutorías en las que existe un  seguimiento muy cercano a los estudiantes, hasta cursos con enfoque autoformativo en las que el estudiante explora el cometido a su ritmo”, comentó el encargado de Conocimiento y Aprendizaje del BID.

 3) Organizar, distribuir y delimitar

De acuerdo con la experta del CEL, hay tres aspectos en los que todos los miembros de una comunidad educativa deben estar involucrados en el momento de retomar las clases.

  • Organización: definir la creación de los espacios digitales para el dictado de las clases.

  • Redistribución de los equipos de trabajo: surgen nuevos cargos, nuevas funciones, nuevas tareas. Es necesario que existan unidades de apoyo dentro de la institución educativa que permitan llevar a cabo este proceso en el entorno remoto.

  • Elaborar nuevos lineamientos, normativa y reglamentos: Los lineamientos claros permitirán que los alumnos y profesores desarrollen las cátedras de forma exitosa, atendiendo a los objetivos planteados por el guía.

4) Implementar nuevos medios de comunicación 

Para la profesora Cabrera, la creación de espacios digitales para el aprendizaje o “aulas digitales” supone una transformación de la comunicación entre tutores y alumnos, entre compañeros y con el contenido. Estas interacciones pueden ser síncronas o  asíncronas y cada una utiliza plataformas distintas.

En la comunicación síncrona, las videoconferencias, los chats y la mensajería instantánea son las plataformas más utilizadas. Entre estas se encuentran:

Por otro lado, la comunicación asíncrona (no simultánea) se da a través de herramientas como las siguientes:

“Está demostrado que este modelo funciona. Lo que tenemos es que organizarnos, prepararnos, desaprender y aprender para poder enfrentar situaciones como esa que a todos nos toca de una manera distinta. La creación de los nuevos canales es necesaria para poder mantener el orden y la comunicación que se requiere en estos entornos”, opinó Cabrera.

5) Establecer un horario de conexión óptimo

La jefa de Aseguramiento de la Calidad en la Dirección de Tecnologías de la Información de la UCAB indicó que la velocidad de conexión en el país ha disminuido desde la cuarentena y es muy inferior a países que se involucraron, desde el inicio de la pandemia, al sistema de educación virtual, por lo que establecer horario y prioridades de trabajo en línea es fundamental.

 “En Venezuela, la velocidad de internet por servicios móviles es de 8.32 megabits y la velocidad promedio de las conexiones de internet fijo es de 3.42 megabits, bajando casi un 8%  en relación con el último año. Es importante conocer el momento de conexión óptima durante el día y aprovecharlo para trabajar aquellas actividades que son más pesadas”, dijo María Esperanza Luis.

Para conocer la velocidad de la conexión, se puede hacer uso de las plataformas https://fast.com/es/ y https://speed-test.es/.

6) Dividir al grupo en sesiones cortas e interactivas

Dedicar más tiempo a las actividades introductorias y planificar clases breves pero completas son las recomendaciones que da José Gregorio de Llano en relación al inicio de las clases bajo esta modalidad. También recalca el rol que juega el carácter social del venezolano en el aula de clases.

“Necesitamos mucho más tiempo para hacer las actividades ‘rompe hielo’. Hay que pensar actividades que funcionen en este ambiente y se les debe dedicar el doble de tiempo para que pueda prosperar la relación de confianza con el alumno. El venezolano tiene una capacidad social importante para construir ese vínculo”, manifestó el egresado de la UCAB.

Algunas de las herramientas lúdicas más utilizadas en entornos digitales son:

 7) Mejorar la conectividad en casa

La especialista de la DTI aseguró que existen formas para lograr que la conexión mejore. Indicó que las mismas fueron utilizadas para llevar a cabo el primer semestre online (abril-agosto) de la universidad, en el que recibió 12.000 conexiones diarias a través de las plataformas institucionales y unió a más de 9.000 estudiantes y 1.200 profesores. A continuación algunos consejos:

  • Para participar en una actividad síncrona, lo ideal es utilizar la conexión directa y no a través de redes wifi, así como apagar los demás dispositivos conectados a la red.

  • Reiniciar el router al menos media hora antes de las reuniones, esperando 30 segundos para volver a activarlo.

  • Asignarle una clave al router para evitar que terceros se conecten a la red.

  • Actualiza el router con la última versión del firewall disponible para el dispositivo.

  • Cambiar los DNS: Reemplazar los DNS locales por los de Google u otras páginas optimiza la navegación.

  • Trabajar con una sola ventana abierta: Aunque solo estemos usando una ventana, si existen otras abiertas, estas también consumirán datos y ralentizarán la conexión.

  • Desactivar las actualizaciones automáticas del equipo, así como las actualizaciones con Google Drive y Dropbox.

  • Hacerle mantenimiento regular al equipo: borrar normalmente caché y temporales.

Los interesados en chequear todo el foro web “Clases virtuales en medio de la pandemia” , pueden hacerlo a través del  siguiente enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=HI0btsFYCRs&feature=youtu.be

Texto: Albany Díaz/ Fotos: Freepik.es (apertura) y webinar (internas)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *